Regulación de los Créditos Rápidos en España

Imagen del autor   |  Última actualización: 18 Mar. 2021

Los créditos rápidos son un producto financiero que proporciona financiación urgente a través de Internet, siendo muy sencilla de conseguir para cualquier persona. Esto hace que muchos usuarios utilicen este tipo de créditos sin saber su normativa, lo que puede producir una desprotección por la falta de información, aceptando cláusulas abusivas.

En este artículo vamos a informarte del marco regulador de los créditos rápidos online en España, para que sepas qué leyes te protegen, y así ayudarte a identificar las empresas que cumplen con la normativa vigente. De esta forma podrás conseguir un crédito con mayor seguridad a través de este tipo de empresas financieras.

 

¿Qué normativa regula los créditos rápidos?

Lo primero que tienes que saber es que no existe una normativa específica que regule los créditos rápidos en España, por lo que al ser un crédito al consumo, están regulados por la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo. Esta ley regula los contratos de créditos personales, quedando excluidos de la misma los contratos de crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria, los contratos cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de una propiedad, y los contratos cuyo importe total sea inferior a 200 euros.

Los minicréditos cuyo importe sea inferior a 200 euros no están regulados por esta normativa, por lo que para su regulación se aplica la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, contenida en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

 

Ley de contratos de crédito al consumo

Debido a que la mayoría de los contratos de créditos rápidos están regulados por la Ley de contratos de crédito al consumo, vamos a poner el foco en la misma. Esta ley detalla los derechos del consumidor de este tipo de créditos y la información que tienen que facilitar los prestamistas.

 

Información y actuaciones previas al contrato de crédito

Las empresas tienen la obligación a detallar una serie de datos en el contrato de un crédito rápido, de forma que el cliente esté completamente informado de lo que va a contratar. Este contrato tiene que estar realizado en un soporte duradero y con una letra que resulte legible y con buen contraste en la impresión.

Entre la información que tiene que incluir se encuentran lo siguientes datos:

  • Tipo de crédito.
  • Identificación de la partes, indicando los nombres y domicilio social.
  • Duración del contrato.
  • Importe total del crédito.
  • Tasa anual equivalente y el importe total adeudado por el consumidor.
  • Importe, número y periodicidad de las cuotas que deberá pagar el consumidor.
  • Gastos de mantenimiento si proceden.
  • Tipo de interés de demora y los procedimientos de ajuste en caso de impago.
  • Las consecuencias en caso de impago.
  • Vinculaciones si existieran.
  • La existencia o ausencia de derecho de desistimiento y el plazo del mismo.

Toda esta información tiene que estar redactada en un lenguaje claro y entendible para el consumidor del crédito rápido, que tendrá que leer y entender completamente antes de firmar el contrato.

 

Acceso a ficheros de solvencia patrimonial

Al solicitar créditos rápidos, las entidades financieras podrán consultar ficheros de solvencia patrimonial y de crédito. Estos ficheros están sometidos a la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

En el caso de que la solicitud de un crédito sea denegada por el resultado de la consulta de un fichero de solvencia como ASNEF, la entidad financiera está obligada a informar al consumidor de forma inmediata y gratuita de los resultados de dicha consulta y de la base de datos consultada. De esta forma el usuario sabrá su situación de solvencia registrada en dicho fichero y puede resolver la situación lo antes posible.

 

Derechos del consumidor con los contratos de crédito

El consumidor de créditos rápidos en España tiene una serie de derechos que la entidad financiera tiene que hacer cumplir:

  • Derecho a ser informados de forma completa y veraz: El prestamista tiene que informar de todos los aspectos relacionados con el crédito rápido de forma completa y veraz desde el momento en el que publicita el crédito.
  • Derecho a una oferta vinculante: El consumidor tiene derecho a disponer de una oferta vinculante por parte del prestamista, que estará vigente durante al menos 14 días.
  • Derecho al desistimiento: El prestatario tiene derecho a romper el contrato del crédito rápido durante los 14 días naturales a su firma. Para ello tiene que devolver el dinero prestado sin tener que pagar penalizaciones o comisiones.
  • Derecho de reembolso anticipado: El consumidor tiene derecho a devolver el crédito de forma anticipada al plazo firmado. Hay que tener cuidado, ya que en algunas ocasiones existen comisiones por amortización parcial o total del crédito.

Regulación de los créditos rápidos

 

¿Están los créditos rápidos supervisados por algún organismo público?

Las entidades de crédito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) están supervisadas por el Banco de España, por lo que están sometidas al cumplimiento de la normativa específica de las entidades de crédito.

Normalmente los créditos rápidos suelen estar comercializados por empresas financieras de capital privado, por lo que no se encuentran sometidas a la supervisión del Banco de España. Tampoco tienen la obligación de estar inscritas en los registros de órganos de consumo como la CNMV o AESAN. Esto hace que existan menos garantías para el consumidor.

Debido a esta situación y para ofrecer una mayor seguridad a los consumidores se creó la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP), que es una empresa que regula y supervisa las empresas adscritas, dándoles un sello de calidad que el cliente puede comprobar en la página web de la financiera.

 

El código de buenas prácticas

La mayoría de empresas de créditos rápidos suelen tener un código de buenas prácticas, con el cual intentan ofrecer a los posibles clientes la seguridad de que, aunque no estén reguladas por ningún organismo, ofrecen sus servicios de forma responsable y disponen de una información veraz y transparente.

Además, las empresas de créditos rápidos suelen intentar ofrecer una conducta responsable, intentado proteger a sus clientes de un endeudamiento excesivo. Con esta práctica además de proteger a sus clientes, protege a las mismas empresas, evitando la morosidad.

Las empresas adscritas a la AEMIP están obligadas a cumplir este código de buenas prácticas, ya que es una de las normas que tienen que cumplir para obtener su sello de calidad.

 

¿Existe algún tope legal de intereses aplicados?

El Banco de España no impone ningún tope legal a los intereses aplicados a los créditos rápidos u otro tipo de crédito. Esto hace que las empresas puedan imponer los tipos de interés que quieran a los préstamos que ofrecen, siempre y cuando estén detallados de forma correcta en su información o publicidad.

Aunque no haya un tope legal de intereses aplicados, estos podrían tener una limitación en la aplicación de la Ley de Represión de la Usura, también llamada Ley Azcárate, de 1908. Esta ley declara la nulidad del contrato de un crédito cuando sus condiciones resulten abusivas. Estas condiciones se podrían declarar como usura por los tribunales. Existe jurisprudencia del Tribunal Supremo declarando nulos algunos contratos con altos tipos de interés.

 

¿Se espera una regulación especifica para este tipo de créditos?

Resulta necesario que se regulen los créditos rápidos, ya que sería una medida que beneficiaría tanto a los usuarios como a las empresas que los comercializan. En varias ocasiones se ha intentado hacerlo pero de momento no se ha aprobado ninguna regulación.

Se espera que en los próximos años se regule este sector, protegiendo así a los consumidores de créditos rápidos y ofreciendo confianza a las empresas que los ofertan al tener que cumplir unas normas específicas. Esta regulación evitaría además estafas y malas prácticas en este sector que está en auge en los últimos años.

 

Sobre la información mostrada en esta página

¿Qué información ofrece esta página? Esta página ofrece información sobre la regulación de los créditos rápidos en España, informando de la normativa actual y la previsión de la regulación en el futuro. Esta información permitirá a los usuarios entender las normas a las que están sometidas las empresas de créditos rápidos, además de las leyes que los regulan.

Metodología y fuentes consultadas: La información que se muestra en este artículo ha sido elaborada por nuestro personal y es revisada de forma periódica. Para su elaboración han sido consultadas varias fuentes de autoridad como el Boletín Oficial del Estado, el Banco de España o la AEMIP.

Sobre Creditosrapidos10min.com: Somos una plataforma web que ofrece comparación, información y ayuda sobre los créditos rápidos. Nuestro objetivo ayudar a los usuarios de este tipo de créditos, ofreciendo la opción de comparar las diferentes opciones disponibles, elaborar artículos realizados por expertos financieros y dar asesoramiento gratuito.

Aviso: Todos nuestros servicios se ofrecen de forma gratuita y los ingresos para mantener la plataforma proceden de publicidad y productos que mostramos como destacados.

¿Necesitas ayuda? Si necesitas más información o ayuda sobre los créditos rápidos u otro tipo de financiación, tienes a tu disposición nuestro servicio de atención al usuario, donde uno de nuestros expertos financieros te ayudará a través de varios canales de comunicación. También te invitamos a dejar un comentario para darnos tu opinión.

 

¿Te ha sido útil esta información?

A continuación puedes valorar cómo de útil te ha resultado esta información. Con tu valoración ayudarás a otros usuarios y a nosotros, ya que nos resultará útil para que sigamos mejorando la información que te ofrecemos.

Regulación de los Créditos Rápidos en España
5 (100%) 1 voto[s]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *